sábado, 24 de septiembre de 2011


No has dicho ''tengo ganas de verte'' , sino ''tengo ganas de ti''.

Lo que en un momento concreto nos parece perfecto, con el paso del tiempo, puede no serlo. Quizá entendamos que no era tan perfecto, y aunque lo hemos perdido, nadie dice que no podamos volver a encontrarlo, o incluso encontrar algo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario